Bienvenides

MonoCromático Teatro

Yo soy Kázbam alias Carlos Basaldúa alias Contramaestre Kázbam alias Bonifacio alias El Gualas alias Ozomatli alias Guajolotzin Tezcatlipoca alias Raquelito Basaldúa alias Calditos alias Chema Morelos alias Jefe Voz de Trueno alias Manuel Pueblo alias Palomo Galán alias Goyito alias Pulpe

Memorias del 3er Mexico Burlesque Festival


Todo comenzó meses atrás, muchos meses atrás cuando Ondina Cabaret lanzó la convocatoria para participar en el 3er Mexico Burlesque Festival y se me notificó que a mí me tocaría estar en el evento como conductor (como el año pasado). Pero no me voy a remontar hasta esas fechas. Más bien les voy a contar de los días que duró el evento.


Empecemos por el principio, es decir, por el viernes 18 de octubre de 2019. Bueno, desde unos días antes, ya que Itzi y yo dedicamos nuestros esmeros en empacar todo lo necesario, porque teníamos que estar listos para la sesión de fotos y las ponencias del viernes y tener ya al tiro nuestro vestuario para la gala del sábado 19. Ya el viernes llegamos cargando nuestras maletotas a Casa Eufemia (a una cuadra del metro Isabel la Católica), que amablemente prestó su terraza para hacer la sesión de fotos. El sol estaba dando chido y creo que la luz para las fotos era la adecuada. Total, que hicimos fila para pasar con el fotógrafo y aprovechamos para echar el chisme y hacer unas transmisiones en Facebook Live (esta es la mía). Llegó nuestro turno y nos pusimos a disposición del lente de Rey Calavera y, de verdad, qué preciosas fotos capturó, chéquenlas en este álbum del festival. De ahí salimos corriendo al Teatro del Pueblo donde ya estaba llegando la gente para el evento académico.

Las charlas con las burlesqueras fueron chidas. Cada una desde su trinchera contó el devenir de su incursión en este arte y luego sus estrategias para continuar en él. Me gustó que pudieran estar compartiendo sus experiencias con el público y que el público estuvo bastante participativo y entabló un buen diálogo con las ponentes.

Después vino la clase maestra con Pedro Kóminik. MA-ES-TRA-ZO. Empezando porque es un erudito del cabaret y el burlesque, y porque tiene una presencia enorme en el escenario. Su clase fue el puro apapacho intelectual y sensorial al propio cuerpo. Y la gente que se quedó a tomarla terminó más que satisfecha. La verdad, hizo la delicia de totis.

Terminando nos fuimos a cenar al Mayordomo. Vayan.

Sábado por la mañana. Empezamos buscando desayuno y recorriendo las calles del centro de mañana. Es una chulada la zona a esas horas. Y luego a correr porque teníamos que estar en el teatro un par de horas antes de la gala y, para nuestra suerte (buena o mala, no lo sé), ese día se hizo la Zombie Walk y un desfile de alebrijes, así que el centro estaba vuelto loco. La mejor opción fue movernos en metro. Al fin que solo eran dos estaciones, con transbordo incluido.

Ya en el teatro nos distribuimos en los camerinos y, créanme gente, había un ambiente festivo y respetuoso, mucha camaradería entre las burlesqueras. Siempre me maravilla ver a la banda transformarse para el show.

Tercera llamada y comenzó la gala. Una a una fueron pasando las burlesqueras a lucir lo mejor de su arte y desde mi escondite entre las piernas del teatro pude disfrutar tanto del burlesque como del público. Es un lugar privilegiado, lo sé. Como les comenté desde el principio de este texto, estuve encargado de conducir la gala, acompañado de Hortensia Martínez y de Caridad Nira. Fuimos los piratas que llevaron a buen puerto la navegación del barco burlesquero en el que convertimos al Teatro del Pueblo. Ah, acá les decimos por qué semos piratas. Y déjenme también decirles que fue un agasajo compartir labor escénica con ellas. ¡GRACIAS! El público se fue entregando más y más con cada performer, hasta llegar a algo así como un orgasmo artístico colectivo. Fue una maravillosa gala. De verdad.



Agradecimos al público, entregamos reconocimientos a las burlesqueras y posamos para la foto colectiva, salimos del teatro y nos lanzamos a la post-fiesta. Ya estábamos cansados, la verdad, y aun así, la energía nos dio para cotorrear largo y tendido con la banda que llegó a la terraza de la Casa Eufemia (excelente anfitriones, he de decir). Y ahí mismo, en medio de la celebración se realizó la transmisión en vivo de la entrega del Premio del Público. Y sí, totis quedamos felices con el ganador.

Y hablando de agradecimientos, yo estoy agradecido con Hortensia por confiar en mí para co-conducir el evento; con Itzi, que se la rifó maravillosamente en la gala, por ser mi cómplice de vida y escenario; con Ceci por rifársela en la organización; con Cari por ser una excelente stage kitten; con Jos y David por echarme la mano con la grabación del evento (que luego andaré rolando); y con totis quienes estuvieron en el Teatro del Pueblo haciendo posible este festival.

Creo que, en resumen y a muy grosso modo, eso fue lo que yo viví en el 3er Mexico Burlesque Festival. Me encantó. Ya quiero que venga la cuarta edición.

P.D. Dejo acá unas cuantas fotos que hallé en Facebook:

Azul Piccone
Boris Kiñónezs
Cherry Boomburlesque
Deva Medusa
Itzi
Jacqueline Hyde
Kázbam, Ondina y Nira
Laddiie Bluee
Lorelei
Noelle Noir
Ondina y Azul Piccone
Ondina y Azul Piccone
Sugar Vixen
The Queen Bitch
Velvet Unicorn

Dueñas de la noche, segunda temporada.

Antes de leer el post, tengo que darles una noticia mala: esta temporada fue cancelada.


Ahora sí, si quieren leer lo que decía originalmente esta publicación, adelante. Mientras me voy a echar a llorar en posición fetal.

Ya les había contado de Dueñas de la noche, un espectáculo de burlesque y cabaret que homenajea al cabaret clásico mexicano, aquí hay una pequeña colección de fotos que tomó Jordy Pngn.

Ahora les quiero contar que tendremos una segunda temporada en el Foro La Nabe.

Ondina Cabaret, presenta

Dueñas de la Noche
Un homenaje al cabaret tradicional mexicano, 1918-1985.

Todos los viernes del 13 de septiembre al 4 de octubre, 8:30 pm, $150.

Así que ya saben, si tienen ganas de ver un bonito chou lleno de gratos recuerdos, si quieren pasarla a gusto con el talento de las maravillosas performers de burlesque que conforman este trabajo, aparten uno de los viernes del 13 de septiembre al 4 de octubre y acompáñenos con toda su bandita. Se estará dando acceso a las 8:30 pm y el costo es de solo $150. Y sí, en La Nabe pueden pedir una chela antes, otra durante y otra después del chou, claro, para decir "¡salud!" con todito el elenco. (Bueno, pueden pedir las chelas que quieran.)

Llegar al Foro La Nabe es sencillo, está en Dr. Vértiz 86, entre Dr. Lavista y Dr. Pascua. Ahí mismo hay estacionamiento, cobra 50 pesitos por 8 horas. (Acá pueden revisar la ubicación en Google Maps.)

Queda hecha la cordial invitación y quedan ustedes bajo aviso. (No digan que no les pasamos la información a tiempo, eh.)

Y ya nomás les digo que, de acá abajito, pueden tomar el cartelito que más les guste, que más les agrade, que más les convenga para rolarlo.

TomArte edición Micrófono Abierto

Lo estuve pensando bastante, y al final me decidí a inscribirme a la edición Micrófono Abierto de Club TomArte.


Estuve frente a dos opciones, la primera era presentar un boceto de cabaret sobre la eutanasia, la segunda era hacer en vivo unas canciones de rap que nunca han sido presentadas ante una audiencia. Sopesé las opciones con sus pros y sus contras y decidí hacer rap. Azul PicCor, artífice del club, me indicó que habría espacio suficiente para hacer dos canciones. Lo chido es que no hay muuuucho de donde escoger, así que de entre tres fue fácil sacar a una de ellas.

Y ahí estaba ya listo el flyer para publicitar el evento, incluso hicieron uno por cada artista que subiría al escenario. Miren, este es el mío:


¿A poco no está chido?

La bronca era que nunca había rapeado estas canciones frente al público. Solo he hecho rap en escenarios dentro de La Retirada (con la rola Quisiera) y en Johnny Coffee y Los Expresos (cuando mi personaje cuenta su historia de origen, esa rola no tiene nombre...). Y claro que no es lo mismo rapear dentro de un montaje dramático que hacer el rap por el rap mismo. Entonces sí, estaba hecho un manojo de nervios y de pánico escénico.

Súmenle a lo anterior que no sabía a qué ☺♀&%@# hora iba a salir de la oficina. Ya saben, soy godínez y era cierre de mes.

En este punto del relato debo agradecer la paciencia y serenidad de Itzi, de verdad muchas gracias, amor.

Total que salimos tarde de la oficina y tomamos un taxi rumbo al Roterdam Bar. Lo chido de salir tarde fue que no hubo nada de tráfico y llegamos rapidísimo. Lo malo fue que nos perdimos varios números de los primeros artistas en subir al escenario. Lo relax fue que llegamos con tiempo suficiente como para relajarnos, pedir unas micheladas y cotorrear con los amigos antes de mi turno al micrófono. Siempre es grato compartir la mesa con Ondina, Cherry y Caleb; Nira estaba preparándonse para su número.

Y... entonces... ¡¡¡llegó mi hora!!! Alfredo Cordero, conductor del evento, anunció mi nombre y miré al público, había bastante gente: escritores, poetas, actrices, cabareteras, clowns, fotógrafos, burlesqueras...

Foto: Itzi Carpio
¡Wow! Me estaba cagando del nervio. No sé cómo ni en qué momento, pero comencé a hablar:

Buenas noches, hola, hoy voy a salir de mi zona de confort. Verán, yo soy actor de teatro cabaret, normalmente hago cabaret, teatro, algo del clown... pero hoy vine a rapear.

Seguí hablando para contarles del origen de mis rolas, creo que de ese momento es esta foto que publicó TomArte:
Foto: TomArte
Después... me fui sintiendo más a gusto, más confortable. La audiencia me ayudó y les agradezco. La música fluyó y las palabras también. Al final, el estrés de la chamba se había ido, la adrenalina provocada por estar en el escenario me tenía más que feliz.

Ah, y como TomArte es un club para pintar, dibujar, tomar fotografía, etcétera, mi colega Hortensia me regaló este boceto de mí haciendo rap:

Dibujo: Hortensia Martínez
Del mismo modo, Itzi me obsequió estas fotos (y la que ya puse arriba, claro):
Foto: Itzi Carpio
Foto: Itzi Carpio
Foto: Itzi Carpio
Foto: Itzi Carpio
Foto: Itzi Carpio
No puedo estar más contento y agradecido con la maravillosa gente que me arropa cada vez que hago un disparate en el escenario. Gracias a TomArte por crear este espacio y compartirlo. Gracias a Itzi por apoyarme y alentarme. Gracias a las compañeras de Ondina Cabaret (Hortensia, Lucy, Caridad, Juan Pablo, Itzi otra vez) por echar porras. Les quiero.

¿Que no he dicho qué canciones fueron las que presenté ante la sociedad? Pues la primera fue Qué hay de malo, inspirada en conversaciones y hechos reales y con un sampleo de Qué hay de malo en ser poeta de mi compa Fabián González; y la segunda fue El mejor de mis trabajos, una rolita que escribí para una colaboración con mi amigo Adrián, alias Kraken Fogartini. Y por supuesto que también les agradezco a ellos por su música y su inspiración.

Dueñas de la noche, ¡Ya estrenamos!

La tarde era lluviosa y muy ad hoc para hacer burlesque y cabaret. Poco a poco fuimos llegando al cuatro piso de Dr. Vértiz No. 86, ahí donde tiene su nicho el Foro La Nabe. Abel, quien en todo momento nos apoyó con las cuestiones técnicas del foro, ya tenía listo el preset con las luces para la función. Tras bambalinas nos distribuíamos y regábamos nuestros vestuarios y utilería, mientras nuestra directora daba las últimas indicaciones al staff.

¡Qué nervios! Los minutos corrían y el público comenzaba a llegar. "¡Todos al centro del escenario!", y nos reunimos para un último ritual previo al paso de la audiencia.

Tercera llamada, con ustedes...

DUEÑAS DE LA NOCHE
(En estricto orden de aparición.)

Carlos Basaldúa

Cherry Boomburlesque

Itzi Carpio

Hortensia Martínez

Carlos Basaldúa e Itzi Carpio

Nira Navarro

Lizzy Robles

Dueñas de la Noche

Todas en el equipo de Dueñas de la Noche estamos muy felices y agradecidos con toda la banda que se lanzó a vernos en el Foro La Nabe este pasado viernes, porque la verdad es que fueron un público estupendo. Y a quienes ya fueron y a los que no, les invitamos a que nos vayan a ver, aún nos quedan dos funciones más: viernes 19 y viernes 26 de julio. La cita es a las 7:30 pm y el costo es de $150. Hay estacionamiento en el lugar, no se preocupen por eso. Y si no saben cómo llegar, acá les dejo un mapa:


Las fotos que acá les puse las tomó Jordy Pngn, muchas gracias por eso.

P.D. Al Estopa no le gusta que diga que él es nuestro staff, así que no lo vamos a decir.



Actualización del 26 de julio de 2019:

Miren, hemos hecho unos videitos promocionales.




Yo, el mono-nahual de Frida Kahlo


Les voy a contar porque me caen bien. Hace unos días recibí un mensaje de Adriana Moles en el que me invitaba a trabajar con ella una intervención cabaretera en el Museo Casa de Frida Kahlo. Su idea era jugar con los asistentes al museo de tal forma que rompiéramos la cotidianidad del espacio al tiempo que volvíamos más divertida su visita. La meta era tener todo listo para la celebración cumpleañera de la pintora, y... (redobles de tambores) para esto... (más redobles para el suspenso) contamos con la ayuda de nada más y nada menos que... (uff, ya fue mucho suspenso) ¡Darío T. Pie! Wow, sí, escribí bien. Esperen, dejen que me recupere de la emoción.

(Ya casi...)

(Continuemos.)

Él, el maestrazo, nos ayudó con el diseño de maquillaje tanto para Adriana en su papel de Frida como para mí en el papel del Mono Ozomatli.


Ah, porque los personajes que hicimos fueron éstos que acabo de mencionar, Kahlo y su nahual-mono-pepegrillo que se llama Ozomatli. Para poder lograr la imagen del mono, mi otra maestra Hortensia Martínez hizo paro con parte del vestuario. ¡Qué bonito es tener amistades tan generosas!


El caso es que se llegó el 6 de julio, sabadito en la Ciudad de México, calurosón y a ratos nubladito en Coyoacán. Y ahí estábamos Frida y Ozomatli, jugando con el público de la fila, cantando con quienes tomaban un descanso en el patio rojo, contando historias de doña Kahlo en el jardín central y, sobre todo, disfrutando de lo bonito que es mezclar el cabaret con el clown.


Yo, honestamente, me divertí bastante. Aunque eso de andar cargando guitarra y jarana y estar intercalando una y otra fue un gran reto que, por supuesto, fue superado estoicamente.

Agradezco enormemente a Adriana, Darío y Hortensia por abrazarme tan calurosamente.

Ah, y no voy a dejar pasar la nota curiosa. Cuando saludé a Darío me pasó lo que pasa en las películas cuando el fan conoce al ídolo: me quedé sin palabras, así bien mudito, yo que soy tan hablador. Simplemente no supe qué decir. (Otro poco y se me caen los calzones de la emoción.)